EL POTENCIAL DE LOS SUEÑOS ONÍRICOS

En mi larga experiencia analizando sueños y aplicando ese conocimiento en muchas situaciones de mi vida, he podido comprobar cómo éstos, a través de sus mensajes, nos envían constantemente pistas e información para guiarnos hacia la materialización de nuestros deseos y objetivos personales.


Nuestros sueños son una inmensa fuente de sabiduría, de ayuda y de guía interior, un potencial que todos tenemos a nuestra disposición y entre los muchos elementos que pueden ayudarnos en el logro de nuestros deseos, personalmente, doy especial importancia a los sueños oníricos por lo útiles que son para mí en este sentido y por lo mucho que me han beneficiado. Esta valiosa información que proporcionan, la he utilizado tanto para alcanzar pequeñas metas: mejorar las condiciones de mi trabajo, elegir un viaje apropiado, realizar una buena compra, etc., como para grandes propósitos y objetivos personales, cosas tan importantes como aprobar una oposición o superar un problema de salud, entre muchas más.


Los sueños oníricos, como una fuerza positiva y natural desde nuestro interior, nos hablan y nos guían hacia el logro de nuestros anhelos, además de poder ayudarnos en multitud de situaciones. ¿Cómo lo hacen... ? pues de muchas y diferentes maneras, desde facilitando sencillas sugerencias hasta decirnos, casi descaradamente, cómo llevarlos a cabo, pasando por mostrarnos elementos sustanciales que no habíamos considerado, enfoques distintos, información aclaratoria, claves fundamentales, etc. tanto para guiarnos y motivarnos hasta culminar su materialización, como para aclarar o resolver nuestras dudas, resistencias, miedos, etc.


Es importante tenerlos muy presentes, también, porque son una fascinante y completa herramienta de desarrollo personal para alumbrarnos como personas completas y en equilibrio, porque el conocimiento que nos transmiten se expresa desde los pilares auténticos de nuestro interior, de nuestra totalidad: aptitudes, autenticidad, etc.


Es una lástima que el potencial de nuestros sueños esté desaprovechado por tantas personas, cuando podemos ponerlos a nuestro servicio y servirnos positivamente de ellos.

Para explicarlo mejor, voy a describir de forma sencilla y práctica, a continuación, algunos sueños con los que me he ayudado para conseguir mis propios logros, en diferentes ámbitos como:



- EN EL TRABAJO:


LOGRAR UN ASCENSO


Vivencia. Después de mucho tiempo de haberme incorporado a mi trabajo en la Administración Pública mediante la primera oposición, volví a opositar para ascender y promocionar. Ya había hecho un intento pero no lo conseguí, aunque sí aprobé, me quedé corta de nota y sin plaza. En esta ocasión iba a intentarlo otra vez, igualmente muy bien preparada pero, como en la vez pasada, éramos tantos aspirantes y habían tantos temas para estudiar que, antes del repaso final de todo el temario previo a la prueba selectiva, decidí programarme un sueño para saber cómo iba a ser el examen, y tratar de evitar llevarme otro descalabro como el anterior. Lógicamente, sabía que no iba a recibir las 100 preguntas de examen pero quizás sí, una pincelada de lo que más podía salir. Y se me ocurrió hacer a mis sueños esta pregunta:


¿Qué es lo que van preguntar en mi examen de oposición?



Soñé que estaba recolectando o manipulando productos de huerta, lechugas y otras verduras frescas de este tipo.



Interpretación. Este sueño me revela que las preguntas o temas que iban a salir en la prueba (recolectando o manipulando) aparecen representadas por estos productos (de la huerta) que son principalmente los temas (lechugas y otras verduras) más recientes (frescas) es decir, la normativa más reciente, las últimas leyes y reglamentos publicados, refiriéndose a las novedades que estaban dentro de todo el temario. 

Aplicándome este mensaje en el último repaso previo al examen, hice hincapié en todas las leyes y normas publicadas más recientes de todo el material que iba a examen y... ¡efectivamente! como el sueño indicó, el examen contenía principalmente este tipo de preguntas. ¡Aprobé la oposición con muy buena nota! y esta vez... ¡sí logré una plaza! pues, sólo los que tenían puntuaciones muy altas la conseguían.



- EN MIS PROYECTOS:



PODER AVANZAR CON MI LIBRO


Vivencia. Cuando me faltaba muy poco para acabar mi libro, llegué a un punto en el que me notaba bastante confundida en relación a cómo términarlo, qué debía cambiar y, sobre todo, qué sueños seleccionar entre todo el gran volumen que tengo, porque no terminaba de estar satisfecha con el resultado. Y pensé... ¿qué podrían decirme mis sueños sobre esto?, ¿por qué no preguntarlo? Y así lo hice, planteando concretamente: ¿qué cambios o ajustes tenía que hacer en el libro para que gustase más? Como siempre, una vez más, los sueños no me decepcionaron. Tuve estas dos respuestas:


1ª. Soñé que estaba en una tienda y cuando fui a coger el pan, de repente, sacaron una hornada nueva recién hecha.


Interpretación. Se estaba refiriendo a elegir (fui a coger) o reflejar alguno de mis últimos sueños (nueva hornada recién hecha) que son la materia prima de este libro (pan) y es que desde que había empezado a escribir el libro, teniendo muchos e interesantes sueños más recientes, apenas había incluido unos pocos.


2ª. Soñé que estaba en un banquete con familiares y amigos, pero vi que algunos de ellos no me saludaban, entonces pensé: “si ellos no me saludan a mí, pues yo tampoco les voy a saludar a ellos”.


Interpretación. Aquí las personas que aparecen están representando también a mis sueños, y esta respuesta me sugiere que seleccione los sueños (amigos y familiares) que me dicen algo, es decir, aquellos que me hacen un clic, un tilín o me dan una sensación agradable (me saludaban) de entre todos los que tengo (un banquete), porque si no me dicen nada (si ellos no me saludan a mí) yo no los selecciono (pues yo tampoco les voy a saludar a ellos) para mi libro.


Encontrarás muchos más ejemplos en mi libro La Luz de los Sueños.


Disponible en e-book


Disponible en papel